Adiós al olor de pies

El mal olor de los pies y el calzado es algo más común de lo que parece y es uno de los problemas más desagradables que puedes sufrir, tanto si eres “el responsable” como si simplemente te toca convivir con alguien a quien le sucede con frecuencia.

Sobre todo ahora en esta época de calor nuestros pies sufren más que nunca y también sudan más que en otras épocas por lo que las posibilidades de que desprendamos cierto olor desagradable pueden multiplicarse.
Por ello, es importante que busques las causas y las soluciones adecuadas si tus pies huelen mal.

Causas del mal olor

Lo primero es comprender a qué se debe este problema, cuyo nombre científico es podobromhidrosis. El mal olor se produce por la proliferación de bacterias a causa de la humedad derivada del sudor en esta zona del cuerpo. Cuando esos microorganismos entran en contacto con el aire y se descomponen provocan un olor desagradable, pero ni el sudor ni las glándulas sudoríparas que cubren los pies huelen.

El olor de pies también puede ser un síntoma de otra enfermedad como puede ser la psoriasis o el pie de atleta, y en ese caso lo que hay que atacar es la enfermedad en sí misma, y no la sintomatología o una vez terminemos el tratamiento el olor volverá a aparecer porque está la enfermedad latente. En este caso te recomendamos que vayas a tu médico, le expliques tu problema y te examine bien para detectar la causa de tu problema.

Cómo eliminar el mal olor en los pies.

Además de una correcta rutina de higiene, y utilizar un calzado que permita traspirar el pie, en Farmacia Balkis disponemos de otras soluciones que te servirán de ayuda para decir adiós al olor de pies.

Polvos: tienen sustancias que regulan la transpiración, por lo que mantiene los pies secos sin dificultar la transpiración normal ayudando a mantener los pies frescos y con olor a limpio. Además de la acción antitranspirante y antibacteriana, ayudan a prevenir y combatir micosis. Te aconsejamos entre muchos: Hidrotelial Polvos Pédicos Desodorantes, Funsol Polvo, Peusek, Hiposudol.

Cremas: las cremas desodorante son una agradable opción refrescante, que controla el mal olor de los pies  y reduce el exceso de sudoración. Su elevado contenido en talco y óxido de zinc, contribuye a mantener la piel de tus pies libre de humedad y de proliferación bacteriana a lo largo de todo el día. Puedes probar Almital crema desodorante o  Belensa.

Baños: reducen la acumulación y la secreción del sudor, estimulando la circulación de la sangre y reduciendo el riesgo de infecciones. Estos preparados además ayudan a reblandecer las zonas duras de nuestros pies, haciendo más fácil su limpieza. Se trata de unos productos en sobres o pastillas para disolver en agua tibia para un pediluvio. Uno de los baños de pies para el mal olor más conocido es el Peusek Baño.

Sprays: al igual que los polvos y las cremas controlan el exceso de sudoración y evitan el mal olor, pero son muy útiles en el caso de aquellas personas que pasan mucho tiempo de pie porque refrescan y calman los pies recalentados, cansados o doloridos, aportando una sensación de confort. Se pueden usar en el calzado y los calcetines directamente.Te recomendamos el uso de PEUSEK-hydro spray o Hidrotelial Desodorante Podologico Spray

Te aseguramos que tu vida no volverá a ser la misma después de seguir nuestros simples consejos y que tus pies y la gente a tu alrededor te lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *