Vuelta al cole… Vuelta a los PIOJOS…


Si hay algo que una mama teme… pero terror, terror del bueno… es a un pequeño bichito que de vez en cuando visita la cabeza de los peques de la casa… toca hablar de los piojos

Pero… ¿es lógico tanta aprensión… tienen razón las mamas? Hombre, pues no es agradable tener la cabeza llena de bichos… aunque si os decimos la verdad, tampoco es para tanto… dispones de un montón de tratamientos 100% efectivos que acabarán con ellos en un santiamén… además tu hijo o hija no va a ser el único en sufrirlos ya que los piojos afectan al 40% de los hogares con niños en edad escolar.

¿Que es un piojo?

El piojo de la cabeza es un ectoparásito, hematófago…esto quiere decir que se trata de un parásito que vive en el exterior de su huésped (en este caso tu peque) y que se alimenta de la sangre de este.

El animalito en cuestión es de color marrón y un tamaño pequeño, que puede oscilar entre los 2-3 milímetros, aún así, son visibles a simple vista.

El piojo pasa casi todo el tiempo fijado mediante una pinza al pelo de su huésped, y solo abandonan el pelo para bajar hasta el cuero cabelludo para alimentarse. Uno de los mitos que rodea a este bicho, es que saltan… pues no, nada de eso, ni saltan ni tienen alas, por lo que tampoco vuelan… solo se mueven de pelo en pelo, eso si, lo hacen muy rápido pudiendo alcanzar una velocidad de hasta 30 cm por minuto.

Podemos encontrar los piojos en toda la cabeza, aunque las localizaciones más frecuentes son cerca de la nuca, en la coronilla y detrás de las orejas.

¿Cuánto vive un piojo, y qué esto de las liendres?

El ciclo vital de un piojo empieza cuando la hembra deposita los huevos en el pelo, muy cerca del cuero cabelludo, pegados con una especie de pegamento.

1. Huevos o Liendres: las liendres son los huevos que ponen los piojos, son de color blanquecinos y muy pequeñitos. Estos huevos están pegados al pelo por un pegamento muy fuerte que segrega el piojo. Si no tienes muy claro si se trata de una liendre o es por ejemplo caspa, fijate bien si esta pegado al pelo y es difícil de separar, entonces se trata de una liendre, si se desprende fácilmente, probablemente se trate de caspa. Un piojo puede llegar a poner hasta 100 huevos que al cabo de 7-10 días eclosionan y pasan a ser ninfas o larvas.
2. Ninfas o larvas, se trata del piojo inmaduro que al cabo de otros 10 días madurará hasta convertirse en piojo adulto
3. Piojo adulto, nuestro protagonista, que puede llegar a vivir hasta 35-40 días.

¿Qué perjuicio nos traen los piojos?

El piojo de la cabeza NO transmite ningún tipo de enfermedad.
El principal problema es el picor, el piojo desciende por el pelo hasta el cuero cabelludo y muerde, al morder libera una secreción que es la que origina el picor. Este picor puede llegar a ser tan intenso que pueden aparecer lesiones fruto del rascado, y el riesgo esta en que esas lesiones se infecten.

Algo a tener en cuenta si os ha llegado la típica circular del cole avisando, o el mensaje de whatsapp del grupo de padres…un alto porcentaje de portadores de piojos asintomáticos, es decir no les pica… Así que para asegurarte, no vaya a ser que tengas en casa un portador asintomático, lo mejor es hacer una inspección visual y si tienes una lendrera (peine con púas muy juntas) la pasas y listo… así sales de dudas.

¿Cómo se produce la infestación?

El contagio es por contacto directo… pelo con pelo… Ya lo hemos comentado, no saltan ni vuelan. Lo sufren más las niñas que en niños, y sobre todo en edades que van desde los 3 años hasta los 10 años.

El piojo de la cabeza afecta a todos los estratos sociales y su presencia no está relacionada con la falta de higiene. Su prevalencia oscila entre un 5 y un 15% de la población escolar. Su contagio es tan común como el de un resfriado y es más frecuente en niños entre 5 y 12 años, así como en el sexo femenino.

En Farmacia Balkis cuidamos de la salud de tus niños y te ofrecemos una solución eficaz al problema de los piojos con una vasta gama de lociones, repelentes y champús.

Fuente: medicadoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *